Based on your current IP address we detected that you will have the best experience with the following settings: country:España language:Español
Huishoudelijk afval omgekeerd inzamelen ondergrondse containers route-optimalisatie AMCS Group.jpeg

05 mar. 2020

La optimización inteligente como base de la recogida inversa

Los Países Bajos son líderes en reciclaje de residuos domésticos. La recogida de residuos mediante contenedores subterráneos facilita que las autoridades locales alcancen sus objetivos para la economí circular.

Uno de los objetivos de la “recogida inversa” es la reducción de la cantidad de residuos en general, junto con una mayor recuperación de materias primas, como plástico, papel y vidrio. Los ciudadanos llevan la basura habitual a contenedores subterráneos, que se recogen usando tecnologías inteligentes incluyendo la optimización de rutas. El flujo automatizado de información sobre los niveles de residuos en contenedores subterráneos permite una planificación de las rutas óptimas para vaciarlos. Así, la recogida de residuos en general puede cotejarse con la capacidad de recogida de forma más precisa. El resultado es doble: se necesitan menos camiones y al disminuir el kilometraje también se reducen las emisiones de CO2. Esto ayuda a que las autoridades locales cumplan objetivos de sostenibilidad y alcancen sus objetivos en economía circular. Adicionalmente, las autoridades locales no solo pueden optimizar la gestión y control de las recogidas de residuos sino que esta red de contenedores subterráneos se convierte en parte de la infraestructura TI de las ciudades inteligentes.            

Más materias primas gracias a la recogida inversa

El objetivo de la recogida inversa es aumentar a un 75% la separación de residuos. Esto reducirá la cantidad anual de residuos en general, de unos 250 kg por habitante en 2014 a 100 kg en 2020. En conjunto, se aumentará la disponibilidad de materias primas reutilizables como plástico y residuos orgánicos. Los objetivos se detallan en el programa de implementación de residuos domésticos VANG. La mayoría de las autoridades locales, más del 90%, han creado planes para conseguir estos objetivos. Más de la mitad de ayuntamientos han establecido objetivos sobre la reducción y recogida de basura y de reciclado o recuperación. Esta es la conclusión de la evaluación parcial del programa de implementación de residuos domésticos VANG. Este estudio también prevé que la cantidad media anual de residuos en general para 2020 será de unos 140 kg por persona, aún muy por encima del objetivo de 100 kg.      

Vaciado de contenedores subterráneos mediante tecnología inteligente e IoT

En la práctica, la recogida inversa reduce la frecuencia de recogida puerta a puerta y aumenta la frecuencia de vaciado de contenedores subterráneos. Para evitar un incremento de camiones en las calles, lo que supondría una consabida molestia para los ciudadanos, los contenedores subterráneos solo se vacían cuando los residuos alcanzan el nivel establecido como ideal. Esto es posible gracias a la optimización inteligente, una combinación de tecnologías inteligentes e IoT (internet de las cosas). Las rutas óptimas para el vaciado de contenedores subterráneos se calculan según datos del nivel de llenado. Dado que los contenedores solo emiten una notificación cuando los residuos llegan a cierto nivel, la ruta de recogida se planifica de manera distinta y a diario. Hay varias formas de identificar el nivel de llenado de un contenedor. Por ejemplo, el sistema cuenta el número de veces que se abre la tapa o puede utilizar datos del historial registrado previamente sobre el peso de la basura que hay en los contenedores.  

Los sensores registran el nivel de llenado de los contenedores subterráneos

Otra opción disponible es utilizar sensores para registrar el nivel de llenado de los contenedores subterráneos. Durante todo el día, cada sensor registra una serie de parámetros, incluido el nivel de residuos del contenedor, y así mide la cantidad depositada. El nivel de llenado actual se utiliza para prever cuándo debe procederse al vaciado de contenedores. Así, la ruta óptima se calcula para limitar el kilometraje recorrido y a su vez minimizar las emisiones de CO2. Es decir, proporciona el modelo de recogida más eficiente. El sistema utiliza la información para generar rutas optimizadas que se tramitan de forma automática al departamento de planificación. Las órdenes de ruta se redactan, programan y envían inmediatamente a los camiones de la basura. Los contenedores llenos no son los únicos que se vacían. Por ejemplo, mediante el uso de una serie de algoritmos complejos, el sistema podría recomendar que se vacíe un contenedor cercano incluso si “solo” se encuentra al 75% de su capacidad. Por consiguiente, se hace un uso más eficaz de la capacidad de recogida disponible.           

Beneficios de la optimización inteligente

Es fácil concluir que uno de los mayores beneficios de la optimización inteligente es el vaciado de contenedores subterráneos solo cuando alcanzan el nivel establecido como ideal. Natasja Vemmer, consultora empresarial de Omrin, considera que la planificación más lógica de las rutas es otro punto clave a favor. “El trabajo se distribuye de forma más equitativa entre conductores y ya no es necesario que crucen toda la ciudad de punta a punta para vaciar un contenedor medio lleno”, afirma en una entrevista con AMCS. “Al fomentar un trabajo más eficaz, ahora contamos con un vehículo libre cada semana, de manera que podemos añadir una ruta adicional o utilizarlo para otro trabajo. La optimización de ruta también se traduce en un menor número de quejas por parte de los residentes. Actualmente es posible comprobar el nivel de llenado de los contenedores en un momento dado, así que sabemos cuándo debemos vaciarlos con exactitud. Gracias a esto ya casi nunca se llega demasiado tarde”.     

Planificación sin estrés

Natasha destaca otro punto esencial, al preguntarle. “Cuando nuestro Coordinador inicia su trabajo por la mañana ya no precisa comprobar qué contenedores deben vaciarse. Esa tarea, junto con el cálculo de la ruta óptima para vaciar los contenedores, ya se ha realizado por el sistema AMCS. No solo supone un gran ahorro de tiempo, sino que elimina el estrés del proceso de planificación”. Es más, a nivel práctico, la optimización de ruta es sinónimo de menos trabajo. Ahorra tiempo, lo que implica la posibilidad de desplegar recursos y trabajadores en otro lugar. Los beneficios medioambientales son otro motivo de peso que lleva a muchos ayuntamientos a optimizar las rutas de recogida. El número de desplazamientos de vehículos ha disminuido, por lo que igualmente se han podido reducir el kilometraje recorrido y las emisiones de CO2. Todo ello reduce el impacto ambiental. Al mismo tiempo, la optimización inteligente facilita que las autoridades locales cumplan objetivos sostenibles y alcancen sus aspiraciones de una economía circular.